Consejos para las Mamás y Papás

¿Cuanto abrigarlo?

Un calor excesivo dificulta el sueño profundo, el bebé no necesita más ropa ni tener la calefacción más alta que nosotros (no debería de estar por encima de 21ºC), como regla general cuando se duerma necesitará una capa más de ropa. Tanto en los adultos como en los bebés, la temperatura central baja cuando se duermen, por eso no molesta que los tapen, al contrario si no les tapan tienen frío.

El calor es también uno de los factores de riesgo de muerte súbita, se debe evitar que un bebé pase calor sobre todo cuando esté durmiendo.

Hay que observar como de caluroso es un bebé, los bebés son como los adultos hay unos que siempre tienden a tener calor y otros a tener frío, de igual forma que no se abrigan todos los adultos por igual no se puede poner la misma cantidad de ropa a todos los bebés. Su única forma de expresión es el llanto, a veces lloran y simplemente solo tienen calor.

Un pequeño truco para saber si un bebé tiene un exceso de calor es tocar con nuestros labios o con el dedo índice su nuca, nos puede sorprender encontrar su nuca muy caliente o sudada y sus extremidades (manos o pies) más bien frías.  Su sistema de termorregulación es inmaduro no consigue transportar el exceso de calor a las extremidades, por eso los primeros meses son más vulnerables los bebés.

Un colchón que transmita muy poco calor como el colchón Lemur es de vital importancia para la seguridad y el confort del bebé, todos los modelos están diseñados para que prácticamente no transmitan nada de calor además de permitir evacuar el exceso de temperatura fácilmente.

Si se va a utilizar una funda protectora utiliza la nuestra y ponla siempre entre el núcleo y la funda tal y como explicamos en nuestros videos. Si la pones arriba del todo la transmisión de calor será mayor.

Sigue nuestros consejos y comprobarás enseguida que el bebé duerme más horas y con un sueño de más calidad.

1
Hola...
¿Quieres una funda de regalo?
Escríbeme y será tuya ;)
Powered by